Bienvenido Invitado ( Identificarse | Registrarse )



Todos los horarios son UTC + 1 hora



Nuevo tema Responder al tema  [ 21 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:10 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
Como no todo va a ser esquiar... os dejo a continuación como relate en mi blog: aventurasdeundominguero.blogspot.com el viaje que realice este verano con un par de amigos a los Alpes.

Primero pasamos cinco días en Chamonix (Francia) bajo el Mont Blanc y luego nos desplazamos a los Alpes Suizos, donde dormimos 4 noches en Zermatt, junto al Matterhorn o Cervino, y otras dos en Interlaken, donde visitamos la cadena del Jungfrau.

Espero que os gusten los relatos y las fotos!
[a_plain] [a_plain] [a_plain]

PD: Cualquiera de estos lugares, no serían malos para el esquí!! :mrgreen: :mrgreen: Es más, en Zermatt cuando nosotros estuvimos estaba abierta la estación y había gente esquiando ¡¡En Agosto!!

Los Alpes son otro mundo....

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


Última edición por McRobi! el Mar Dic 11, 2012 2:14 pm, editado 3 veces en total

 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:12 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
INTRO

Alpes... que complicado se me hace encontrar adjetivos para describir este viaje, creo que cualquiera que utilizase desmerecería lo que allí vivimos.

Imagen
Mont Blanc (4.810 m)

Fueron dos años de planes, de estudiar las rutas por las montañas, de quedarnos con sus paisajes, de buscar los lugares que no debíamos perdernos, de investigar a mitos del alpinismo, de visualizar documentales, en definitiva, de impregnarnos con todo lo que tiene que ver con esta cadena montañosa.

Y este verano, por fin, el viaje, el sueño, se hizo realidad...

Hay tanto que hacer y que ver en los Alpes que es difícil decantarse por una zona pero después de todo lo que habíamos mirado teníamos claro cual no podía faltar: Chamonix, este pequeño pueblo, a las faldas del Mont Blanc es "La Meca" para cualquier alpinista, y nosotros no nos íbamos a quedar sin descubrir porque.
Una vez que sabíamos que disfrutaríamos del "techo de Europa", solo faltaba completar la segunda semana del viaje y para ello no se nos pudo ocurrir mejor plan que ir a Zermatt, la pintoresca aldea suiza que se encuentra bajo el Matterhorn (Cervino para los italianos), quizá la montaña más espectacular, y con seguridad, la mas reproducida del planeta.
La guinda al pastel la pusimos con Interlaken... completando así la trilogía de las montañas mas míticas de los Alpes: Mont Blanc, Matterhorn y Eiger.

En las próximas entradas espero poder plasmar todo los que vimos y vivimos en los Alpes, espero que todos aquellos que nunca habéis tenido la fortuna de estar allí, podáis, al menos, ver en este blog una pequeña parte de estas montañas.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... intro.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:15 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
CHAMONIX - MONT BLANC

<<El mundo entero se reúne en Chamonix. Por las calles de esta “ciudad de alta montaña” se oyen todos los idiomas. Sin embargo, este encuentro en la cumbre está impregnado de una esencia común, la de los adeptos al alpinismo, de sus leyendas, de su ética. Y, al levantar la vista durante las idas y venidas cotidianas por el centro de la ciudad, veremos que “él” está siempre allí: 4810 m de roca, de nieve, de hielo, de sueños para todos>>

El primer día, como todos los primeros días de todos los viajes fue duro, partimos de Ponferrada a las seis de la tarde, rumbo a Soria, donde recogimos a Marcos. Desde allí nos dirigimos al Aeropuerto de Madrid-Barajas para, al amanecer, tomar nuestro avión con destino a Ginebra, con destino a los Alpes...

A las diez de la mañana ya estábamos en otro país... no llevábamos nada cerrado por lo que nos tocó "buscarnos las habichuelas" para llegar desde el Aeropuerto de Ginebra hasta Chamonix. En el propio aeropuerto contratamos una agencia: ALPYBUS, una opción muy recomendable, ya que son mini autobuses (unas doce plazas) que te llevan directamente hasta la puerta del hotel.

El trayecto hasta Chamonix dura más o menos una hora y media, aquí hicimos migas con Ramiro, un argentino afincado en Londres que venía a escalar el Mont Blanc du Tacul, puesto que ya había estado más veces en Chamonix le interrogamos durante esa hora, acerca de todo lo que deberíamos hacer y ver en Chamonix... el viaje se hizo ameno entre la charla con Ramiro y las vistas desde el minibus... poco a poco las montañas comenzaban a coger relieve, dejando la carretera cada vez más en el fondo del valle.

Imagen
Glaciar de Bossons y Mont Blanc (4.810 m)

Y por fin llegamos a Chamonix, vaya si llegamos.... las nubes no nos permitieron ver las cumbres durante el trayecto, pero al llegar al primer valle de Chamonix: a Les Houches, voilà! Un claro nos las mostró: imponentes, las montañas más altas de Europa (con permiso del Monte Elbrus)! Nunca habíamos visto algo parecido, la vista desde el minibus no nos alcanzaba para ver la cima, pero aun así la sensación de los tres fue la misma, estábamos totalmente impresionados ante tanta belleza, ante algo que nunca habíamos visto antes, fascinados ante lo que estábamos viviendo, Ramiro nos informo que se trataba del glaciar de Bossons y del Mont Blanc.

Una vez hecho el check-in (nos alojamos en el Mountain Highs Chamonix, una casa a las afueras de Chamonix, esta es mi crónica en tripadvisor.es), fuimos a conocer el pueblo...

Imagen

Chamonix es.. cómo decir! El paraíso para cualquier amante de la montaña! Todo, absolutamente todo tiene que ver con este deporte y, más concretamente, con el Mont Blanc! El ambiente que se respira en sus calles es de pura montaña, entremezclándose turistas, con domingueros como nosotros, con escaladores de élite... todo en una perfecta armonía, sin que resulte raro ver gente bajándose de un porche, mientras a su lado pasa gente arrastrándose con sus mochilas, tras varios días sin ducharse,... las tiendas son todas de montaña, y ¡vaya tiendas! absolutamente todas las marcas de ropa de montaña: Mammut, Salomón, Millet, North Face, etc... tienen su tienda en Chamonix. El resto terrazas! Ambientazo a cualquier hora, tanto para comer como para tomar algo a ultima hora de la tarde.
Y para cualquier lado que mires: Montañas! Montañas de más de cuatro mil metros, todas bordeando el valle... y el Mont Blanc, imponente, siempre visible desde cualquier punto de Chamonix!

La entrada la comencé diciendo que el primer día fue duro... mientras visitábamos y nos quedábamos prendados del ambiente alpino de Chamonix, se cumplían más de 30 horas sin dormir... por lo que nuestro cuerpo ya empezaba a pedir descanso, y más teniendo en cuenta el tute que nos quedaba por pegarnos en los días sucesivos por lo que nos recogimos pronto, no sin antes pasar por la oficina de turismo de Chamonix para hacernos con el famoso "mapa de senderos de Chamonix", sobre el que planificaríamos todas nuestras rutas; Cenamos en la terraza del hotel viendo el atardecer sobre el Aiguille du Midi (solo por ese instante ya merece la pena pasar la noche en Chamonix), y nos echamos, soñando con todo lo que habíamos visto, y con todo lo que nos quedaba por ver y vivir....

Imagen
Michel Paccard y Jacques Balmat, los primeros en conquistar la cumbre del Mont Blanc (08/08/1978).
____

Gastos a tener en cuenta:
- Traslados Aeropuerto de Ginebra - Chamonix: 35€
- Mapa de senderos de Chamonix: 4,50€

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... blanc.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:20 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
RÉSERVE NATURELLE AIGUILLES ROUGES

Aprox. 30 km / 14h 30'

Teníamos claro que un trekking que no podía faltar en nuestra visita a Chamonix era este, un tour por la Reserva de las Agujas Rojas, más allá de lo que nos pudiese aportar la propia reserva, sabíamos que las mejores vistas sobre el Mont Blanc y todas las cumbres más importantes de Chamonix serían desde aquí, desde el franco norte del valle, justo enfrente al Mont Blanc y no desde el otro lado, por mucho que nos pudiésemos acercar al techo de Europa...

Imagen

No nos equivocamos, los días siguientes hicimos rutas por el franco sur y, aunque todas fueron espectaculares, en ninguna obtuvimos las vistas con las que nos deleitamos en este día. Destaco el Mont Blanc (4.810 m.) por encima de todo lo demás porque es la montaña mas alta y más famosa, pero desde esta zona apreciamos en todo su esplendor todos los glaciares del valle: Taconnaz, Bossons, Pèlerins, etc... así como los dos que visitaríamos posteriormente: Mer de Glace y Argentière; y todas las grandes montañas que secundan al Mont Blanc: Mont Maudit (4.465 m.), Dôme du Gouter (4.304 m.), Aiguille du Midi (3.842 m.), Aiguille Verte (4.122 m.), entre otras... además del Mont-Blanc du Tacul (4.248 m.), a cuya cima, si todo iba bien, estaría llegando nuestro "colega" Ramiro; eso sin olvidar la panorámica que tuvimos de todo el valle, con Chamonix abajo, casi imperceptible en el fondo.

Imagen

Partimos de nuestra cabaña pronto, cuando todavía no habían acabado de disiparse las neblinas que dominan las noches en la montaña, rumbo a Planpraz, ya que creímos que era el mejor acceso a Le Brévent, el punto más alto de este lado del valle y desde donde obtendríamos las mejores vistas del mismo. Hasta allí sube un teleférico, pero eso sería demasiado fácil! Nosotros preferimos explorar los caminos, ir ganando altura poco a poco y, en definitiva, ir disfrutando del contacto con la naturaleza que nos brinda un enclave tan espectacular como son los Alpes. Pronto se truncó nuestro plan, ya que los senderos, perfectamente trazados y marcados, que subían a Planpraz estaban cortados por una avalancha. En un primer momento pensamos en ignorar las advertencias y seguir adelante, pero con todo lo que había por descubrir no merecía la pena correr riesgos innecesarios, así que nuestra primera intención fue seguir la misma dirección, pero dando un ligero rodeo, escorándonos más hacía el este, hacía la Montagne de Charlanon. Este trayecto fue muy bonito, a través de un pequeño sendero que serpenteaba entre arboles, cruzando varios arroyos; Íbamos ganando altura a pasos agigantados por lo que en cada claro disfrutábamos del relieve que crecía enfrente, con el ya mil veces mencionado Mont Blanc a la cabeza, mientras observábamos como se alejaba Chamonix, cada vez más en el fondo del valle... creo que paramos unas mil veces a hacer fotos, nuestros ojos nunca habían visto un paisaje semejante y seguro que nuestras caras de asombro cada vez que mirábamos hacía ahí así lo delataban, afortunadamente apenas nos encontramos con gente en este trayecto.

En algún punto nos equivocamos en los desvíos y cuando nos dimos cuenta estábamos ya en La Flegere, mucho más al este de lo que pensábamos y demasiado cerca ya del famoso Lago Blanco como para no acercarnos a verlo, por lo que aunque en nuestros planes entraba subir hasta allí otro día aprovechamos para conocerlo.

Imagen

Hasta La Flegere sube un teleférico desde Chamonix y el Lago Blanco es uno de los mayores atractivos del valle, sumando esto podéis haceros una de idea de como estaba el acceso al lago! Aquello parecía una romería! Fue, sin duda, el peor momento de nuestro viaje a los Alpes. Desde La Flegere hasta el Lago habrá unos 3 km., primero a través de una pista forestal (que en invierno se convierte en una pista de esquí) y luego a través de un sendero que sube entre las rocas, no demasiado técnico pero si complicado para gente en zapatos, con ropa poco adecuada, gente sedentaria, niños, etc... este trayecto fue un tormento, evitando a la gente que bajaba, atentos ante cualquier caída de gente alrededor, adelantando como podíamos a gente que se iba arrastrando entre las piedras, etc... pero todos nuestros males desaparecieron al llegar al lago. No me extraña que suba tanta gente! El lago, el enclave en el que esta situado, las montañas nevadas al fondo, el silencio que solo rompe el caer del agua, la tranquilidad que emanan sus aguas, ... todo esto es algo difícil de describir con palabras. Hay dos lagos, que se unen entre si a través de un pequeño arroyo, sus aguas son de un color entre blanco y turquesa, queda enclavado en una especie de "cuenco" que forman las montañas, por lo que el aire apenas mueve sus aguas, reflejándose en ellas todas las montañas nevadas que bordean Chamonix, emanando una tranquilidad que te absorbe casi hipnotizándote...

Imagen
Lago Blanco

Aprovechamos para comer allí, que mejor sitio! Y así seguir disfrutando de este paraje durante algo más de tiempo. Mientras estuvimos allí se bañaron algunos chavales, me imagino que será una pasada nadar allí, pero pensando en que es un lago que se surte de agua glaciar y en que nos quedaba mucha tarde para caminar, desechamos pronto la idea.... aunque si que rellenamos nuestros botellines con el agua del lago, nosotros lo hicimos en los baños del refugio, pero mucha gente lo hacía directamente en el propio lago.
Mientras comíamos redefinimos nuestros objetivos, la idea seguía siendo llegar a Le Brévent, pero optamos por atravesar las cumbres por el Col de la Glière, internándonos más en la reserva de las Agujas Rojas, pensando en conocer los otros lagos de la zona: los Lagos Negros y el Lago Cornu y luego crestear hasta llegar a Le Brevent.

Imagen

El paisaje desde que pasamos La Flegere ya no era el mismo, al pasar la cota de los 2.000 m. los arboles habían desaparecido, dejando paso a un paisaje más rocoso, no por ello menos bonito. La ruta hasta el Col de la Gliére fue mucho menos multitudinaria por lo que pudimos disfrutar mucho más de nuestro "paseo" y más tras el último de los desvíos ya que mucha gente hacía una ruta circular desde el Lago Blanco que volvía hasta Le Flegere para bajar desde allí hasta Chamonix, pero no parecía que nadie más tomase nuestro camino... de hecho, desde ese momento, hasta que llegamos a Chamonix solamente nos cruzamos con un chico que bajaba corriendo, me imagino que preparando la UTMB, que se disputa a finales de Agosto. Esa parte de la ruta fue probablemente una de las mejores experiencias en nuestro viaje, solos... en la inmensidad de las montañas, rodeados totalmente por naturaleza, en este tramo fue muy común encontrarnos con marmotas, rebecos y un sin fin de aves sobrevolando esas montañas de casi 3.000 m.

Imagen
Marmotas

El paso por el Col de la Gliére no es apto para cualquiera, sin ser demasiado complicado yo no se lo recomendaría a nadie que no este un poco habituado a la montaña, ya que hay pasos en los que te tienes que apoyar en soportes metálicos colocados en la roca, mientras sobre tus pies se abre un precipicio bastante considerable. Una vez arriba, otra vez las caras de asombro, sobre nosotros se abría toda la reserva de las Agujas Rojas, un sin fin de tierras verdes sin ningún rastro visible de civilización, he visto que hay tours guiados de varios días por ahí, me imagino que sea una autentica pasada perderse por esas tierras... pero eso quedará para otra ocasión, a nosotros ya se nos empezaba a echar el día encima y empezábamos a estar un poquillo agobiados al encontrarnos tan lejos de la civilización, apenas paramos junto al Lago Cornu, un lago glaciar bastante grande que una vez visto el Lago Blanco apenas nos llamo la atención, intentamos subir un poco para ver si veíamos los Lagos Negros, pero pronto desistimos y nos pusimos rumbo a Chamonix, bordeamos la Aiguille Pourrie (2.562 m.) y cruzamos las crestas a través del Col du Lac Cornu para volver al valle de Chamonix, ahí otra vez las caras de asombro, nos encontrábamos a 2.414 m. justo enfrente del Mont Blanc, que lucia imponente, amarillento ya por la luz del atardecer.

Imagen
Lago Cornu

Aún estábamos a mucha altura, por lo que nos quedaba un largo trecho para bajar al pueblo, apretamos el ritmo pero aun así hubo algún momento tenso, ya que aunque llegamos pronto a la altura de Planpraz, el camino por el que habíamos intentando subir por la mañana estaba cortado, no sabíamos si el de descenso también lo estaría, optamos por descender por un sendero que bajaba más al oeste para evitar sorpresas, pero por el que nos íbamos a comer más de 1.000 m. de desnivel en apenas dos kilómetros, no sabíamos si sería demasiado tute para nuestras piernas que esos momentos ya llevaban más de 12 horas de caminata y casi tres mil metros de desnivel acumulado.

Imagen

La bajada, más allá de la pendiente no nos supuso ningún problema y llegamos a Chamonix con tiempo suficiente de ver el atardecer desde allí... no obstante, llegamos a nuestro hotel con la sensación de que este primer día habíamos menospreciado un poco a los Alpes, es cierto que habíamos hecho una ruta que pensando en montaña es una barbaridad: 30km. y que habíamos llegado a Chamonix todavía con luz, pero a poco que se hubiese torcido el tema a última hora podríamos habernos metido en un aprieto, por lo que para días sucesivos optamos por hacer rutas mucho más concretas, no tan "a lo que salga" y, por supuesto, de menos de catorce horas y media.

Cenamos en el hotel mientras conversábamos con otros españoles alojados allí, que al día siguiente subirían al Aiguille du Midi; Nosotros, en cambio, teníamos otros planes: Argentiére!

Este día quizá por ser el primero, quizá por ser el más aventurero, quizá por los paisajes,... para mi fue uno de los más destacados, el tramo que recorrimos desde el Lago Blanco hasta volver a Chamonix, perdidos, con esa incertidumbre de no saber lo que nos íbamos a encontrar ni cuanto tardaríamos en llegar al siguiente punto, con esa soledad en la inmensidad de los parajes en los que estábamos, con toda esa naturaleza presente: bosques, lagos, montañas, marmotas, rebecos, etc... para mi ha sido una de las mejores experiencias que he vivido y, por supuesto, os la recomiendo a todos: Reserva de las Agujas Rojas, en Chamonix.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... relle.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:23 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
GLACIAR D'ARGENTIÈRE

Aprox. 25 km. / 8h

El día anterior, mientras caminábamos por la Reserva de las Agujas Rojas, tuvimos una panorámica excelente de todas las cumbres y glaciares del valle, ya que el trekking fue por la vertiente opuesta a las grandes cumbres y glaciares del valle. Por encima de todos los glaciares, nos llamaron la atención tres: Bossons, Mer de Glace y Argentiére, tanto por su emplazamiento como por su tamaño. El glaciar de Argentière era el más lejano por lo que hacía allí nos encaminamos (en caso de duda, siempre la opción más difícil!! Jeje..)!!

Viendo el mapa, vimos que aunque estaba lejos era posible ir caminando, así que no nos lo pensamos, al fin y al cabo a los Alpes habíamos venido a eso: a caminar! Para la primera parte del camino escogimos la opción de atravesar Chamonix, así de paso acabaríamos de conocer todas las zonas del pueblo, ya que nuestra casa estaba en la punta opuesta. Una vez que te alejas del centro, de las tiendas, de las terrazas, de los bares, ... Chamonix es un sin fin de casas, todas ellas super arregladas, no al estilo español, con una valla gigante, allí no, allí todo esta accesible, todo el jardín esta a la vista; Nosotros llegamos a creer que lo hacían a posta para que viéramos la diferencia que hay entre nuestras vidas de españoles entre envidias y cemento y la suya, abiertos a todo, allí en un entorno único en el mundo, eso sí, como se dice aquí: "Como en España no se vive en ningún sitio!" Ja...

Imagen

Una vez pasado el pueblo seguimos nuestro camino a través de un parque, en el cual aterrizaban los numerosos parapentes que pueblan el cielo de Chamonix, por el que discurría un camino bien arreglado, preparado para personas discapacitadas, de unos 4 km. aproximadamente, hasta llegar al pueblo de Les Praz, donde cogimos el sendero "Petit Balcon Nord". Este sendero resultó ser un infierno, con fuertes repechos, tanto hacía arriba como hacía abajo.. mientras atravesamos una zona boscosa con continuos montículos. Llegamos a la conclusión de que si seguíamos por allí pasaríamos el día sin avanzar apenas, por lo que optamos por desviarnos, un poco campo a través, hasta la carretera, donde cogimos el autobús Creo que fue una buena decisión, ya que aunque como dije antes habíamos venido a andar, no es lo mismo caminar por ahí que caminar a 2.000 metros, donde realmente disfrutaríamos de los Alpes. El trayecto en bus (línea 100) nos llevó unos 15 minutos, me imagino que de haber seguido por allí hubiésemos tardado horas.. así que si queréis visitar Argentière os recomiendo coger directamente el autobús en Chamonix, no merece la pena intentar llegar andando hasta allí.

Imagen

Una vez en Argentiére podíamos subir hasta La Croix de Lognan (1.975m) en teleférico o bien a pata, por supuesto subimos caminando. Este camino fue duro, ya que teníamos que salvar casi 1.000 metros de desnivel en muy poca distancia, aunque empezábamos a acostumbrarnos ya a sumar desnivel a nuestras piernas! El camino serpenteaba en un continuo ziz zag en el que íbamos ganando altura a pasos agigantados hasta llegar a esa franja de los 2.000 m en la que desaparecen los árboles... en cambio una vez que llegamos a La Croix de Lognan se subía a por un camino ancho por el que perfectamente podría subir un 4x4. Curiosamente en la primera parte del camino solo nos cruzamos a un grupo de gente que bajaba... mientras desde que enganchamos con el camino del teleférico este comenzó a estar bastante transitado aunque no todo el mundo subía hasta el glaciar, ya que a mitad de camino hay un refugio: Chalet de Lognan, con una terraza sobre el acantilado desde la que se ve parte del glaciar a la que subía gran cantidad de gente. Desde ahí hasta el glaciar habrá unos dos kilómetros, siempre hacía arriba.

Imagen
Glaciar d'Argentière

Cada paso que dábamos sabíamos que estábamos más cerca del glaciar porque la temperatura iba descendiendo, hasta que en un giro del camino vimos la lengua, en ese momento la temperatura debió bajar 10º de golpe. Nunca habíamos visto un glaciar tan de cerca, y la verdad, ver la lengua impresiona bastante, no podría decirlo con exactitud porque es difícil de calcular pero yo diría que puede medir perfectamente más de 30 metros de altura, además tuvimos la fortuna de que justo cuando llegábamos a la altura del glaciar se desprendió parte del mismo. Fue un espectáculo digno de documental, instantes antes del desprendimiento hubo un sonido parecido al que precede a un temblor de tierra, justo después vimos como los trozos iban surcando el glaciar, precipitándose al vació ya tan roto el hielo que parecía solamente nieve... lamentablemente no nos dio tiempo a grabarlo para tener constancia de una visión así. En ese momento nos considerábamos unos afortunados, habíamos estado en el lugar oportuno en el momento idóneo! Más tarde nos dijeron que era algo bastante común, aunque nosotros no volvimos a verlo en el rato que estuvimos allí.

Imagen
Glaciar d'Argentière, de fondo Mont Dolent (3.823 m.)

El camino llega hasta "Point de Vue" (no se comieron mucho el coco con el nombre! Jeje..), a 2.338 m. de altura, una especie de mirador sobre el glaciar, desde donde se ven kilómetros de hielo.... una vez allí, solo los montañeros expertos continúan las rutas ya que no hay otra opción que seguir sobre el glaciar, me imagino la experiencia que debe ser caminar por el glaciar los 5 km. que nos separaban del Refugio de Argentière, y ver allí el amanecer o el atardecer sobre Aiguille Verte (4.122 m.), un pico de esos que impresionan por su morfología, rodeado de glaciares y totalmente cubierto de nieve. A nosotros, de momento, esas aventuras se nos quedan grandes por lo que dimos la vuelta y bajamos a Argentière (pueblo) por el mismo camino por el que habíamos subido... si antes íbamos de cara al glaciar, con la incertidumbre de ver cuando aparecería su lengua, ahora íbamos de cara a todo lo que habíamos visto el día anterior, concretamente enfrente nuestra se encontraba el cuenco que forma el Lago Blanco, junto con las imponentes montañas que lo guardan, abajo... muy abajo, el valle. Una vista espectacular!

Imagen

Una vez en Argentiére, cogimos el bus para volver a Chamonix, tras 9 horas merecíamos un descanso... cervecita en mano, cena de pasta y, otra vez, el atardecer sobre Aiguille du Midi, donde subiríamos al día siguiente....

_____

Gastos a tener en cuenta:
- Billete de autobús hasta Argentiére: 1,50€
- Billete de autobús Argentiére-Chamonix: 1,50€

+ info. en: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... tiere.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:31 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
MONTENVERS-MER DE GLACE / AIGUILLE DU MIDI

Miércoles, 1 de Agosto. Este día quedará siempre en nuestra memoria como el día que más cerca hemos estado del cielo…

Era nuestro cuarto día en Chamonix, y aunque ya habíamos visto lo suficiente como para haber vuelto encantados de nuestra visita a los Alpes, sabíamos que este sería uno de los días más grandes de nuestro viaje, subiríamos a Aiguille du Midi, a 3.842 m. de altura. Aiguille du Midi es uno de los picos más espectaculares, visto desde Chamonix, ya que es una punta aislada del resto de cumbres, que emerge justo frente al Mont Blanc, convirtiéndose en el mejor mirador posible sobre el techo de Europa. Hasta la Aguja del Mediodía, como se traduciría al castellano, se sube mediante un teleférico que parte desde el centro de Chamonix, a 1.036 m. Este teleférico salva prácticamente 3.000 m. de altura, en dos etapas: Una hasta Le Plan de L’Aiguille, a 2.310 m. y otra hasta los 3.842 m. donde se sitúa el mirador.

Imagen
Croquis del teleférico a Aiguille du Midi, visto desde Planpraz.

La noche anterior estuvimos barajando opciones, ya que nos habían dicho que para coger el teleférico tendríamos que esperar unas dos horas de cola, salvo que madrugásemos y subiésemos en los primeros viajes ¡¡a las 6 de la mañana!!. La opción de madrugar pronto la descartamos, optando finalmente por comprar el “Mont Blanc MultiPass”, con el que podríamos utilizar todos los teleféricos del valle y el tren cremallera que sube hasta Le Montenvers, desde donde relazaríamos un trekking hasta Le Plan de L’Aiguille, cogiendo allí el segundo teleférico que sube hasta Aiguille du Midi. Si nos salía bien mataríamos dos pájaros de un tiro, ya que en el mismo día visitaríamos las dos atracciones más turísticas de Chamonix: el tren cremallera que sube a Le Montenvers, junto al glaciar más grande de la zona: Mer de Glace; y el teleférico que sube a Aiguille du Midi, el mirador sobre el Mont Blanc, pero a poco que se torciese la cosa podríamos perder la pasta del Mont Blanc MultiPass sin llegar a subir a la punta.
Creo que, pese a todo, no madrugamos en exceso. Llegamos a la estación de Chamonix-Montenvers poco antes de las nueve. Previamente pasamos frente a las taquillas del teleférico y las colas eran interminables… para nuestra sorpresa, en la estación de tren no había absolutamente nadie, es más, nos llegamos a plantear que el tren no funcionase, o que ese día empezara más tarde, tras resolver nuestras dudas en las oficinas comenzamos a pensar que habíamos acertado en nuestra opción, solo faltaba ver cuanta cola tendríamos al llegar arriba, en Le Plan d L’Aiguille.

Imagen
Tren cremallera llegando a la estación "Mer de Glace", en Chamonix.

Cogimos el tren de las nueve, y aunque cuando llegamos no había nadie, la estación se fue llenando poco a poco hasta que el tren subió prácticamente lleno. Un tren cremallera se diferencia del resto en que en lugar de los dos raíles tradicionales, a estos se les suma un tercer rail con engranajes (a la vista parece una cremallera, de ahí el nombre) que sirve para que el tren pueda ascender o descender grandes desniveles sin que “resbale” por los raíles; la “cremallera” sirve para “sujetar” el tren cuando este transita por pendientes. El interior del tren era como todo Chamonix… ante todo tenía cierto aire alpino, con mogollón de gente con mochilas en las que sobresalían cuerdas, crampones y piolets, el resto, casi todos como nosotros, con las botas de trekking, ropa de montaña, mochilas y bastones; pero también estaban los que subían en vaqueros, vestidos o con zapatos de tacón. Esa es una mezcla que ya he comentado, pero que me encanta de Chamonix, el glaciar haría la selección, pero hasta allí, todos éramos iguales! Cada uno a su manera, pero todos disfrutando de la montaña.
En el tren interesa sentarse en el lado izquierdo, ya que aunque da varios giros y se reparte un poco la vista, sin duda desde este lado se obtienen las mejores; el ascenso es entre árboles no demasiado tupidos por lo que en todo momento se ve como se va alejando el valle y las montañas cogen relieve a la vez que el tren va ganando altura.

Imagen
La Mer de Glace.

Una vez arriba, en Le Montenvers, las vistas sobre el glaciar son una pasada! Aunque a mi, personalmente, el mayor glaciar de Francia no me impresionó tanto como me esperaba, quizá por haber estado el día antes junto a uno, en Argentière; quizá porque la superficie esta en parte cubierta por tierra, no dando esa sensación de “mar de hielo” como su nombre, Mer de Glace, indica. Lo que si me impresionó fue la interpretación que tienen del glaciar, ya que a través de un teleférico se baja hasta el nivel del glaciar en 1.900 y desde ahí se baja por unas escaleras hasta el nivel actual del glaciar, es preocupante ver como ha descendido el nivel del glaciar en estos años, y más concretamente, en los últimos años, donde el glaciar a perdido varios metros por año. Una vez abajo, se puede caminar por una cueva que han hecho bajo el glaciar, es interesante caminar bajo el hielo, aunque no se lo recomiendo a nadie con claustrofobia ya que al tamaño del túnel hay que añadirle la sensación de tener toneladas de hielo sobre tu cabeza! Jeje… Sin duda, este es el mayor atractivo de Le Montenvers, aunque también dispone de un restaurante con una terraza sobre el glaciar donde merece la pena que te claven por una consumición solo por el placer de estar sentado, tranquilamente, sobre una maravilla natural de ese calibre, mientras el enclave que te bordea, con montañas espectaculares no desmerece la vista hacía arriba; y dos museos: Uno sobre el alpinismo y otro sobre minerales, ambos gratuitos. El primero consiste en una serie de murales con fotos antiguas en las que se describe tanto la construcción del tren como la vida en estos lugares a mediados de siglo, mientras el segundo es una pequeña galería con varios cristales de diferentes colores y tamaños.

Imagen
Nivel del glaciar en el año 2.000.

Imagen
En la caverna, dentro del glaciar...

Tras ver el glaciar y comprender un poquito más como se derrite y se desplaza… nos pusimos rumbo a Le Plan de L’Aiguille, el verdadero objetivo del día. El camino pronto se dividió en dos, uno que describía como “itinerario recomendado” y otro por el que no ponía nada, que fue el que escogimos nosotros! La senda que cogimos fue prácticamente en todo momento sobre el precipicio, bordeando el valle, me imagino que la otra iría más recogida, en línea recta y no por el borde de la montaña como la nuestra… aún sin conocer la otra, salvo a personas con vértigo yo recomiendo este recorrido, ya que las vistas son una gozada, siempre sobre Chamonix, frente a las Agujas Rojas, y con la vista perpetua del Mont Blanc y de la Aiguille du Midi. El trayecto es siempre hacía arriba, en los 6 km. que hay desde Montenvers se salvan unos 1.300 m. de desnivel, y aunque es bastante corto, creo que hay que tener un mínimo de preparación antes de animarse a hacerlo, algunos tramos son bastante pedregosos, y de cuando en cuando el suelo se inclina considerablemente, de ahí que la mayor parte de la gente opte por hacerlo al contrario, visitando primero el teleférico que sube hasta la Aguja y luego haciendo el trekking hasta Le Montenvers.

Imagen
Chamonix.

Llegamos a Le Plan de L’Aiguille con la incertidumbre de cuanta cola tendríamos que esperar para coger el teleférico, pero ante nuestra sorpresa fue “llegar y besar el santo”, apenas estuvimos un cuarto de hora esperando, mientras descendía uno de los teleféricos. Habíamos acertado de pleno optando por la subida desde Le Montenvers!!

AIGUILLE DU MIDI

Imagen
Teleférico a Aiguille du Midi, desde Plan de L'Aiguille.

Como decía al principio de la entrada, hasta la cima se sube en dos etapas, el primer teleférico sube hasta Le Plan de L’Aiguille a 2.310 m., donde nosotros llegamos a pie, y el segundo y, por supuesto, el más espectacular, sube hasta desde allí hasta la cima, a 3.842 m. Los teleféricos, pese a que desde Chamonix apenas se aprecian, son bastante grandes, así a ojo yo diría que entrábamos más de 50 personas en cada viaje. El trayecto dura algo más de 7 minutos en los que la cabina va ganando altura a pasos agigantados, no es fácil pillar ventana, a menos que quieras pegarte con la gente, por lo que a nosotros nos tocó ir apelotonados en el centro, aún así vimos lo suficiente como para impresionarnos de como se alejaba Le Plan de L’Aiguille hasta ser prácticamente un pequeño punto en el fondo, a la vez que al ir ganando altura crecía el relieve de las montañas más altas de los Alpes. Esta es una experiencia totalmente recomendable para todo amante de la montaña.

Imagen
Alpinistas llegando a Aiguille du Midi.

Pero lo mejor estaba por llegar… el teleférico te deja en el interior de la montaña, nada más atravesar el túnel que lleva al exterior todo se magnifica: La temperatura desciende unos 25ºC hasta bajar de los 0ºC, menos mal que estábamos avisados y fuimos equipados, era divertido ver las caras de los que no! …y el paisaje! El paisaje es imponente, lamentablemente mi carencia lingüística hace que no encuentre adjetivos para describirlo… no importa hacía donde mirase, todo era colosal: hacía el noreste el Valle de Chamonix, 2.000 m. más abajo, rodeado por la Reserva de las Agujas Rojas, de fondo: montañas y más montañas, que vistas desde esta altura resultaban insignificantes, pero todas están entre las más altas de Europa; hacía el este, el glaciar de Bossons, interminable, tanto que su lengua prácticamente llega hasta el valle; hacía el suroeste el “Valle Blanco”, una extensión glaciar de kilómetros y kilómetros de hielo, franqueado por las montañas que rodean a la Punta Helbronner, ya en Italia; mirando hacía el oeste la vista se perdía en una sucesión de montañas y hielo hasta que la niebla que envolvía el horizonte, entre la que sobresalía la punta del Matterhorn, en Suiza, te impedía ver más allá; y hacía el sur: el Mont Blanc, el único lado en el que todavía había que mirar hacía arriba, estábamos cerca, pero la cima aun resultaba lejana, inaccesible… no puedo llegar a imaginarme lo que sería ver el mundo desde allí arriba.

Imagen

Imagen
La Vallée Blanche.

Imagen
Glaciar de Bossons.

Imagen
Aiguille du Midi, de fondo: Mont Blanc (4.810 m.)

Aiguille du Midi se divide en dos zonas: una, donde llega el teleférico en la que hay varias terrazas panorámicas, y otra, atravesando un puente sobre cientos de metros de altura, donde llega otro teleférico que, desde Italia cruza el Valle Blanco, sobre la que además de las terrazas panorámicas hay un ascensor desde el cual se puede subir a la punta, allí esta la terraza más espectacular de todas. A esta parte de la montaña llegan también los montañeros que vienen de escalar las cumbres de los alrededores: Mont Maudit, Mont Blanc du Tacul, etc.. Ojala algún día pueda entrar por ese túnel, aunque solo sea después de haber dado una vuelta por el glaciar…

Imagen
Terraza panorámica vista desde la punta, abajo Chamonix.

He dicho que no puedo describir lo que se ve desde allí arriba y no lo voy a hacer, ya que mis palabras desmerecerían todo aquello, lo único que puedo hacer es recomendar a todo aquel que pueda, que vaya a Chamonix y no deje de subir hasta allí, y más si es amante de la montaña! y, aunque mis dotes como fotógrafo tampoco son las más adecuadas, espero que sirvan para enseñar parte de esas imágenes que yo siempre guardaré en mi memoria... Lo que si puedo describir es algo con lo que no contábamos en exceso: El mal de altura!. Al llegar arriba noté un cierto mareo, como si no fuese capaz de regir con certeza mis movimientos, la sensación no era de fatiga sino de perdida de equilibrio, cada paso que daba me costaba, o al menos esa era la percepción que yo tenía… fue muy poco rato, ya que al principio intenté hacer los movimientos muy suaves y tras subir las escaleras que llevan a la primera terraza estuve un tiempo apoyado, hasta recuperar el control, poco a poco ese dolor fue desapareciendo.

Imagen
Mont Blanc.

Imagen
Totalmente impresionado, ante lo que estaba viendo....

Allí arriba estuvimos aproximadamente una hora y media, aunque a mi se me paso como si solo hubiésemos estado un cuarto de hora. No estuvimos más porque al llegar te dan una hora de partida para bajar, supongo que para evitar que se colapse la punta. La bajada en el teleférico es igual de espectacular que la subida, quizá un poquillo más por el hecho de que parece que te precipitas hacía abajo, hacía el vacío… en poco más de 20 minutos descendimos casi 3.000 metros para estar otra vez en Chamonix.

Pasaba ya la hora de comer y estábamos hambrientos, pero aprovechando que teníamos el Mont Blanc MultiPass cogimos otro teleférico hasta Planpraz, donde comimos tirados en una pradera mientras contemplábamos, frente a nosotros, las cumbres nevadas en las que acabamos de estar. La comida consistió en un bocadillo de chorizo, unos frutos secos y, como no, unos quesos de “La France” pero creo que ni El Bulli podría superar como nos sentó aquella comida, aún seguíamos disfrutando de lo que habíamos vivido….
____

Gastos a tener en cuenta:
- Mont Blanc MultiPass: 52,20€


PD: Aprovecho este blog para agradecerle a Andrés todo lo que se adaptó a nosotros durante el viaje, no es fácil para una persona con vértigo montar en un teleférico y mucho menos en uno que sube a 4.000 metros de altura. No contentos con eso aún le obligamos a montar en otros dos, solamente para comer disfrutando de las vistas del Mont Blanc y Aiguille du Midi. Lo dicho, gracias por sufrir para que nosotros pudiésemos disfrutar tanto de este día, como de todo el viaje.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... glace.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:35 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
NID D'AIGLE

Aunque el título debería ser: "Intento frustrado de ascenso al refugio Nido de Águila".

Aprox. 20 km. / 7 h.

Era nuestro último trekking en Chamonix y teníamos que hacer algo acorde a los días anteriores: Agujas Rojas, Glaciar de Argentière y Aiguille du Midi. Tras barajar algunas opciones nos decantamos por acercarnos todo lo que nos fuera posible al Mont Blanc por su principal vía de acceso, desde el pueblo de Les Houches en dirección al Refugio Nido de Águila, a 2.370 m.

Imagen

Para llegar a Les Houches, un pequeño pueblo a la entrada del valle desde el que iniciamos nuestra ruta, cogimos la linea 100 del autobús de Chamonix. Nos bajamos en la parada que hay frente a la oficina de turismo, por lo que aprovechamos para entrar y preguntar que tal estaba la ruta de subida, ahí nos llevamos un pequeño varapalo al conocer que la vía de acceso al refugio Nido de Águila estaba cortada, para llegar allí tendríamos que rodear por el camino des Rognes, lejos de desanimarnos nos pusimos en camino con la intención de llegar hasta allí igualmente.

Esta es la principal ruta de acceso al Mont Blanc, desde que en 1786 Jacques Balmat y Michel Paccard hicieron cima con éxito miles de alpinistas han subido por aquí para alcanzar el techo de Europa, pero ahora ya casi nadie toma este camino ya que es mucho más asequible coger el teleférico que sube hasta Belleuve, y allí tomar el Tramway du Mont Blanc hasta el refugio Nido de Águila, ahorrándose los 1.300 m. de desnivel que si afrontaríamos nosotros. El camino trascurre mayormente por un bonito sendero que sube zigzagueando entre arboles, aunque no es ningún paseo ya que a la gran cantidad de desnivel que sube se le unen un par de pasos complicados que con varios derrumbes en el camino nos hacen ver la peligrosidad del mismo. Nosotros apenas cargábamos con un chubasquero y unos bocadillos en nuestra espalda, pero me imagino hacer esta ruta con una mochila para ascender a cumbre, de varios kilos de peso, teniendo en cuenta que este es el primer tramo de una ascensión que, como mínimo necesitará otros dos días más de subida... uf! debe ser realmente duro!.

Imagen

Imagen

A medida que íbamos ganando altura, las vistas se hacían cada vez más impresionantes, no pudiendo quitar nuestra vista del teleférico que sube a Aiguille du Midi, ya que desde aquí se ve de forma espectacular como salva el desnivel para llegar hasta la punta.

Imagen
Teleférico subiendo a Aiguille du Midi.

El camino sube hasta el Col du Mont Lachat (2.025 m.), una pradera desde la que se puede disfrutar del silencio de la montaña mientras se divisa el impresionante valle de Chamonix, franqueado por las Agujas Rojas de un lado y las Agujas de Chamonix del otro. Allí nos encontramos a gente absorta, relajada, con la vista perdida en el horizonte... nosotros también lo probamos y, pese a la "solana" que había en ese momento es una experiencia totalmente recomendable, creo que habrá pocos lugares en el mundo con la belleza de este valle...

Imagen
Mont Lachat, de fondo el Valle de Chamonix.

Bajo esta pradera, y ya mirando hacía el otro lado se encuentra la estación de tren de Mont Lachat, en estos momentos última parada del Tramway du Mont Blanc y desde donde la mayoría de los alpinistas inicia su ascensión al Mont Blanc. Hasta ese momento, salvo en la ascensión al Lago Blanco, apenas nos habíamos cruzado con más gente, y los grupos que nos cruzamos eran de nuestro estilo: excursionistas haciendo trekking por los Alpes, pero ahora no, en el camino nos acompañaban solamente alpinistas, los domingueros no subían por aquí. Cada vez que adelantábamos a uno mis pensamientos intentaban sentir lo que ella o él pensaban en ese momento, a dos días de hacer cumbre en la montaña más alta de Europa, me imagino que en ese momento le iría dando vueltas al material que llevaba, a la climatología, a si paraba en Nid d'Aigle o subía hasta el Refugio Goûter, etc... en fin, para que pensar en ello si a día de hoy es algo inaccesible para mi!! En cambio, cada vez que nos cruzábamos a los alpinistas que bajaban, la sensación era diferente, muy pocos bajaban en condiciones, la mayoría bajaba con la cara desencaja, la mirada perdida, medio tambaleándose en su caminar, con claros gestos de haber vivido una inmensa fatiga. En esos momentos, mi mente reflexionaba en si realmente merece la pena someter al cuerpo a un esfuerzo así.. en mi caso, de poder hacerlo, creo que no tendría dudas, la experiencia de ver el mundo desde allí arriba, junto con la satisfacción que debe suponer el coronar, creo que bien suman más que un poco de sufrimiento.

Imagen

Mientras yo iba en mi mundo, pensando en cumbres, en el Mont Blanc, en el Himalaya, etc... apenas le iba prestando atención a la ruta por la que íbamos, al principio muy pedregosa, subiendo en zig-zag por una ladera y luego a través de una cornisa sobre el valle... no me daba cuenta pero mientras yo dejaba volar mi imaginación, Andrés y Marcos debían ir sufriendo por el vértigo, ya que a la izquierda del sendero había cientos de metros de caída... en ese momento habríamos hecho la mitad del camino hasta la cabaña des Rognes, y lo que veíamos hacía adelante parecía cada vez más peligroso, con el añadido de que a cada paso que dábamos ganábamos más altura, por lo que el fondo del valle cada vez estaba más lejos; Ahí decidimos que no merecía la pena sufrir más, no se que se siente al sufrir vértigo, pero a los Alpes habíamos venido a disfrutar, sino podíamos llegar al refugio era lo mismo, ya aprovecharíamos la tarde en conocer otros lugares...

Imagen

El descenso lo hicimos más tranquilos, volviendo a Les Houches a través de otra senda por la que aunque recorrimos más distancia, el desnivel no era tan pronunciado. Mientras bajábamos nos fijamos en la cantidad de níscalos que había por la zona, como Marcos estaba convencido de que eran comestibles, juntamos una bolsa de ellos para cenar esa noche, aunque nuestro gozo duro solo hasta que llegamos al autobús y vimos que con el vaivén del caminar en la bolsa se habían estropeado la mayoría, por lo que el revuelto de setas tendría que quedar para mejor ocasión... :(

Imagen

Aprovechando que llegamos pronto a Chamonix y que, caminando por el pueblo días antes habíamos visto una lavandería de esas que sale en las pelis de Estados Unidos en las que hay un montón de lavadoras y tú llevas allí tu ropa, hicimos la colada... de esta manera, llegaríamos con todo limpio a Zermatt. La lavandería en cuestión esta frente a las taquillas del teleférico que sube a Aguille du Midi y aunque el resultado fue bastante decepcionante en cuanto a la limpieza, al menos si sirvió para quitarle el "olor a cabra" a la ropa!

Esa tarde la aprovechamos para organizar nuestras maletas, ya que al día siguiente saldríamos pronto para Zermatt y para aprovechar las "happy hour" que ofrecen la mayoría de los bares de Chamonix, había que despedirse en condiciones de un pueblo en el que habíamos vivido experiencias tan maravillosas.

Imagen
_____

Gastos a tener en cuenta:
- Billete de bus hasta Les Houches: 1,50€
- Lavandería: 6,50€

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... aigle.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:39 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
ZERMATT - MATTERHORN

Nos costó dejar Chamonix. No se que tiene esta ciudad, pero tanto nosotros tres como con todos los que hemos hablado desde entonces, tenemos clara una cosa: Algún día volveremos a pisar sus las calles y a deleitarnos con su magnifico ambiente... Nuestro siguiente paso en el viaje era Zermatt, una localidad suiza a los pies del Matterhorn.

Imagen
Zermatt, de fondo: Matterhorn o Cervino (4.478 m.)

El viaje hasta Zermatt no desmereció para nada todo lo que habíamos visto de los Alpes, aunque en primera instancia tuvimos que coger un autobús hasta Le Chatelard, frontera franco-suiza, debido a obras en el trayecto del "Mont Blanc Express", desde ahí hasta Martiny ya pudimos coger este tren, que atraviesa parte de los Alpes a prácticamente 2.500 m. de altura. El trayecto, de aproximadamente hora y media, tiene unas vistas espectaculares, no aptas para personas con vértigo ya que a través de las ventanas panorámicas del tren se aprecia como este circula en su mayor parte sobre una garganta con cientos de metros de precipicio. En Martiny, hicimos el segundo trasbordo, hasta Brig. El paisaje de este trayecto fue totalmente diferente, pese a que en todo momento nos franqueaban cumbres impresionantes, el tren circulaba por el fondo de un valle, lleno de casas y viñedos en el que probablemente el clima daría algo más de tregua a sus habitantes. En Brig, el último trasbordo, el tren volvió a adentrarse en la montaña, recorriendo un bonito valle, al que caían numerosas cascadas provenientes de los glaciares que se divisaban en lo alto, mientras poco a poco, nos íbamos acercando al Matterhorn, visible poco después de abandonar Brig. Unas tres horas después llegamos a Zermatt, donde quedamos impresionados ante la visión del Matterhorn, Cervino para los italianos...

Imagen
Zermatt - Matterhorn

Creíamos que Chamonix era insuperable, pero al llegar a Zermatt vimos que estábamos equivocados. No es una ciudad tan grande, el ambiente es mucho más selecto, en entorno no es el mismo... pero aún así Zermatt esta, por lo menos, a la altura: Es un pueblo de cuento, todas las casas son de madera, o al menos están recubiertas de ella, en todos los balcones lucen miles de flores que le dan un colorido y una vida especial, los coches no pueden circular por sus calles (solo circulan coches eléctricos) por lo que las calles se prestan para dar paseos, estando abarrotadas en su mayor parte. La ausencia de coches hace que el mayor sonido sea el trascurrir del río, esto es algo realmente relajante para los que estamos acostumbrados a vivir en otro tipo de ciudades.

Imagen

Imagen
Zermatt

Imagen
Suizos, tocando el Schwyzerörgeli en Zermatt.

Y si en Chamonix era el Mont Blanc el que presidía la ciudad, en Zermatt es el Matterhorn. Probablemente sea la montaña más característica de los Alpes y con razón, su sola visión ya es un espectáculo, con su forma de pirámide sola, imponente, alejada de cualquier otra montaña que pueda romper su hegemonía sobre el paisaje. Parece puesta ahí a posta, es tan escarpada que pese a rondar los 4.500 metros apenas tiene nieve o hielo, subir hasta su cima solo esta al alcance de los mejores alpinistas del mundo. Nosotros mientras tanto, nos conformamos con disfrutar de su vista, impresionados ante tanta belleza....

Imagen
Posando con el Matterhorn o Cervino (Zermatt).

Previendo que en Suiza el nivel de vida estaría por encima de nuestras posibilidades, nos alojamos en un apartamento (Haus Belmont, esta es mi critica en Tripadvisor), tocaría cocinar y limpiar, pero por estar en un sitio así merecía la pena el trabajo. Así que, tras conocer el pueblo, nos acercamos al super, donde comprobamos que no nos equivocábamos y que los precios están muy por encima de los precios a los que estamos acostumbrados en España, éramos unos pobres en un país de ricos... pero aún así creo que nos lo montamos bastante bien, disfrutamos como enanos cada uno de los momentos que vivimos en nuestros cuatro días de estancia en Zermatt! ;)

Imagen
Tomando una cervecita en la terraza del apartamento... con vistas al Matterhorn.

_____

Gastos a tener en cuenta:
- Autobus Chamonix - Chatelard; Tren Chatelard - Martiny - Brig - Zermatt: 71,90€
- Tasas Zermatt: 2,10 CHF persona/noche.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... rhorn.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:43 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
GORNERGRAT

Aprox. 26 km. / 8h15'

Una de las mayores atracciones de Zermatt es el Gornergrat Bahn, el tren cremallera a mayor altura al aire libre de Europa, que une Zermatt con el Gornergrat, a 3.089 m. de altura, desde donde se pueden divisar 29 de las 34 cumbres suizas por encima de los 4.000 m, entre ellas algunas tan míticas como el Matterhorn o el Monte Rosa. No hubiese sido una mala opción, pero como a los Alpes no fuimos a viajar en tren salvo que fuese estrictamente necesario, optamos por subir hasta allí caminando. Entre las varias opciones de subida existentes nosotros optamos por el camino que sube más o menos junto al tren, a través de los resorts de esquí Riffelalp y Riffelberg.

Imagen
Riffelalp 2.211 m. (de fondo: Matterhorn 4.478 m.).

Nada más salir de Zermatt, todavía bajo los árboles, el camino pica bastante hacía arriba ganando mucha altura en apenas unos kilómetros, hasta llegar a Riffelalp, pese a la dureza este trayecto es muy chulo ya que sube a través de un bonito bosque desde el que se va observando, cada vez más cerca, el Matterhorn. Desde Riffelalp el paisaje es muy diferente, ya sobrepasados los 2.000 m. la vegetación desaparece, dando paso a unas vistas espectaculares sobre el valle, y sobre todo el entorno rocoso de Zermatt, donde destaca por encima de todo el Matterhorn... se que me repito, pero es una montaña tan impactante que por muchas veces que lo diga, siempre me quedaré corto. Esta parte de la subida, hasta Riffelberg, es la más llevadera, por lo que mucha gente que ha cogido el tren opta por hacer este tramo a pie y así impregnarse un poco de la esencia de los Alpes.

Imagen
Lago Riffelsee (2.757 m).

Una vez que dejamos Riffelberg el camino vuelve a inclinar hacía arriba, con tramos bastante duros; mientras ganábamos altura, íbamos observando cada vez más maravillados como se abría ante nosotros un paisaje escondido hasta entonces, en el que el blanco de los glaciares cada vez se imponía más. Una parada obligada en el camino es el Lago Riffelsee, uno de los varios lagos glaciares que hay por la zona, famoso porque en sus aguas se refleja el Matterhorn, lamentablemente a nosotros la meteorología no nos acompañó lo suficiente para conseguir tan bella instantánea!

Imagen
Estación del Gornergrat (3.089 m).

El último tramo de la ascensión es el más duro, llegando a tener que utilizar las manos en algún momento, aunque al coronar, el esfuerzo se ve recompensado con creces. La estación, situada a 3.100 m. de altura cuenta con unas terrazas panorámicas desde las que se puede observar prácticamente todo lo que esta a nuestro alrededor. Destaca por encima de todo la visión del Monte Rosa (4.634 m.) y de los varios "cuatromiles" que se elevan junto a él, dejando caer hacía el valle glaciares interminables, la vista se pierde entre kilómetros de hielo y nieve... girando un poco la vista, nos encontramos con el Klein Matterhorn, la zona esquiable más alta de Europa, a 3.883 m. ¡Debe ser una pasada poder esquiar en Agosto!; un poco más al fondo, el mil veces mencionado Matterhorn, no por ello menos espectacular, y, por último, en este hipotético giro de 360º el valle de Zermatt, franqueado por cumbres totalmente blancas, sobre las que se asientan glaciares milenarios.

Imagen
Dufourspitze (4.634 m.) y glaciares Grengletscher y Gorner-gletscher.

Imagen
Liskamm (4.527 m.), Castor (4.228 m.), Pollux (4.092 m.) y Breithorn (4.164 m.).

Imagen
Monte Rosa (4.634 m).

Imagen
Breithorn (4.164 m.), glaciar Unt. Theodulglestcher, Klein Matterhorn (3.883 m.) y Gobba di Rollin (3.899 m.)

Tras deleitarnos con las vistas que hay desde el Gornergrat, avanzamos un poquito más hasta casi coronar el Hohtälli (3.286 m.), pero poco antes de que lo consiguiésemos la lluvia hizo acto de presencia por lo que preferimos no arriesgar, no me gustaría verme perdido en un lugar como ese, y desandamos el camino recorrido hasta el Lago Riffelsee donde el tiempo nos dio una pequeña tregua y pudimos disfrutar de una bien merecida comida, mientras nuestras mentes se recreaban con los paisajes que habíamos visto.

Imagen
Zermatt.

El camino de vuelta a Zermatt se convirtió en una "contrareloj" contra la lluvia... por suerte, aunque nos mojamos, llegamos al apartamento antes de que el cielo se cerrase por completo.

______

Gastos a tener en cuenta:
- Tasas Zermatt: 2,10 CHF persona/noche.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... rgrat.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:47 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
GORNERSCHLUCHT / TÄSCH

Quejarnos del tiempo sería demasiado egoísta por nuestra parte, creo que cualquiera que planee un viaje de dos semanas a los Alpes firmaría solo tener un par de días malos, a nosotros esos días nos tocaron en Zermatt. El factor climático es un riesgo que asumimos cuando planificamos nuestro viaje, la alta montaña es impredecible en ese sentido, por lo que fuimos equipados con ropa impermeable para salir a la montaña hiciese el tiempo que hiciese, pero como habíamos tenido suerte en los días anteriores, en este, nuestro tercer día en Zermatt, preferimos no pecar de valientes. Habíamos reservado esta jornada para acercarnos a los pies del Matterhorn, pero como el día amaneció horrible, con mucha niebla, frío y lluvia, decidimos utilizar la mañana para hacer turismo por Zermatt, comprar souvenirs, etc... con la esperanza de que según fuese pasando el día, el clima nos diese una tregua.

Imagen
Zermatt.

Como dije, el clima es impredecible en la alta montaña (Zermatt está a 1.600 m. de altura) y ante nuestro asombro a media mañana salió el Sol... No las teníamos todas con nosotros por lo que decidimos no arriesgar demasiado, acercándonos al Gornerschlucht, un camino a través de pasarelas de madera sobre la garganta que forma el río Gorner, situado a unos 15 minutos de Zermatt, desechando ya definitivamente la idea de acercarnos al Matterhorn.

Imagen

Imagen
Garganta del Gorner o Gornerschlucht.

La garganta del Gorner resultó ser un sitio bastante espectacular. Las pasarelas, ancladas en la roca sobre la garganta que forma el río, no son aptas para gente con vértigo, pero en cambio para los que no sufrimos de él, son una pasada, con una vista esplendida sobre los saltos de agua que forma el río.. En algún momento me recordó a la "Ruta del Cares", sobre todo la parte final en la que se cruza la garganta por un puente. Lamentablemente el tramo de pasarelas es muy corto, yo diría que poco más de 100 metros, así que en unos 30 minutos ya lo habíamos recorrido un par de veces y hecho decenas de fotos por lo que volvimos a Zermatt todavía de mañana. Puesto que el tiempo parecía estable, decidimos acercarnos a comer a Täsch, un pueblo a unos 6 km. de Zermatt (el último al que se puede acceder en coche y la última parada del tren que te trae a Zermatt).

Imagen

El camino hasta Täsch transcurre paralelo a la vía del tren, a través de un paisaje típicamente alpino, junto a un río de montaña al que caen numerosas cascadas, primero recorriendo una zona de pastos y luego un poblado bosque, desde el que, en los claros, podíamos divisar las numerosas cumbres heladas que circundan el valle... esta última parte arbolada nos resguarneció en parte, ya que el tiempo volvió a cambiar y llovió con fuerza, mientras nosotros nos esforzábamos por llegar a Tásch sin calarnos demasiado.

Imagen
Täsch.

Täsch es un pueblo pequeñito, yo pensé que al estar tan cerca se parecería a Zermatt y estaría lleno de hoteles y apartamentos, pensando sobre todo en la temporada de esquí, pero me equivoqué, es cierto que el tiempo no acompañaba, aún así apenas vimos movimiento por las calles, no había bares ni restaurantes... me dio más la sensación de ser un pueblo residencial, pero de gente de allí, no de turistas, ya que los jardines y las casas, en cambio, si que se veían muy arreglados.

Imagen
Enanitos de jardín en Täsch.

Nuestra visita a Täsch consistió en estar resguardados bajo un tejado hasta que se abrió otra ventana de buen tiempo, momento en que aprovechamos para volver a Zermatt... la tarde la utilizamos para tomar unas cervezas y pensar en lo que haríamos al día siguiente si las condiciones seguían igual... arriesgarse a ganar altitud o no arriesgarse!

Este es el track de la ruta Zermatt-Täsch-Zermatt en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3338014 (Aprox. 14 km.).

_____

Gastos a tener en cuenta:
- Gornerschlucht: 4,50 CHF.
- Tasas Zermatt: 2,10 CHF persona/noche.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... tasch.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:50 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
RUTA DE LOS 5 LAGOS

Aprox. 26 km. / 8 h

Desafortunadamente el día volvió a amanecer muy inestable, pero como era nuestro último día en Zermatt y, en principio, nuestro último trekking por los Alpes, salimos igualmente a la montaña, aún a sabiendas de que probablemente la lluvia, el frío y la niebla harían que la jornada fuese muy dura. Eso si, para evitar riesgos, esta vez no improvisamos y seguimos un track GPS que nos habíamos descargado en España, uno de los pocos que habíamos encontrado del entorno de Zermatt: "La ruta de los 5 lagos" desde Sunnegga.

Sunnegga es un restaurante situado a 2.288 m. al que se accede en un funicular subterráneo desde Zermatt, dicen que es uno de los lugares más bonitos de la zona, ya que desde allí se ve perfectamente todo el valle de Zermatt y el Matterhorn en todo su esplendor... nosotros solo vimos niebla! Así que no puedo corroborarlo, pero por su situación estratégica me imagino que así sea. Para subir hasta Sunnegga, optamos por subir vía Tufteren, un complejo de cabañas que, supongo, tendrá su auge en la temporada de esquí. El camino hasta allí, sube a través de un frondoso bosque y, como en las anteriores rutas por los Alpes, gana altura a pasos agigantados. Nosotros, a esas alturas, ya estábamos acostumbrados, pero ahora lo pienso y uf! subir casi 1.000 m. en apenas 3 kilómetros no esta al alcance de todo el mundo, y más cuando haces esto durante dos semanas seguidas! Normal que en estos últimos días las piernas ya lo notasen!

Imagen
Leisee, Lago Lei.

Junto a Sunnega está el primero de los numerosos lagos glaciares que hay por la zona: "El Lago Lei". Me imagino que este sea el más visitado de todos ya que esta junto al funicular y cuenta con una zona de ocio bastante completa, con merenderos de piedra, parrillas, un parque infantil y el mencionado restaurante de Sunnegga. El día no estaba para que hubiese mucha gente, aún así notamos cierta actividad, gente junto al lago, algún que otro senderista como nosotros y pocos turistas en general, algunos salían de la estación del funicular y viendo como estaba el clima volvían a entrar rápidamente.

Hubo un rato que llovió con fuerza por lo que estuvimos cierto tiempo junto al lago, resguardados bajo una cabaña de madera. En ningún momento paró de llover, aun así, cuando amainó un poco dejamos nuestro refugio y seguimos nuestra ruta, rumbo al segundo lago: "Lago Moosji", que se encuentra a un kilómetro escaso del primer lago. El camino marcado da un ligero rodeo, me imagino que para pasar por alguno de los muchos restaurantes que pueblan la zona, nosotros en cambio optamos por bajar casi en línea recta, a través de un sendero que unía ambos lagos.

Imagen
Moosjisee, Lago Moosji.

Este lago destaca sobre los demás por el peculiar color de sus aguas, de un color blanquecino, en parte me recordó al Lago Blanco, que habíamos visitado la semana anterior en Chamonix, me imagino que el color se deba a que sus aguas provienen del deshielo de un glaciar, en este caso del Glaciar Findelgletscher.

El tercero de los lagos del día: "el Lago Grün", está en la otra ladera del valle. Para llegar hasta allí primero hay que cruzar un torrente, que según estaba el día bajaba con bastante caudal, y luego subir por una senda que serpentea entre los arboles. El agua de este lago, por lo visto no debe estar demasiado fría ya que cuando llegamos había una mujer bañándose, que sorprendentemente hablaba español y ante nuestro asombro, nos informó de las bondades que tenía para el cuerpo el bañarse todos los días en lagos como este, aunque nos intentó convencer de que el agua estaba en su punto, el método científico (¡tocar el agua!) nos dijo lo contrario, así que nos despedimos gentilmente de ella, pero no nos planteamos el darnos un baño, quizá la próxima vez, con más temperatura ambiente y ropa para cambiarnos...

Imagen
Grünsee, Lago Grün.

Sin el baño, proseguimos nuestra ruta, con dirección al Lago Grindji, otra vez en esta ladera del valle, pero a mucha más altura que los dos primeros. La ruta sin salvar grandes desniveles desde Sunnegga siempre va subiendo.

El Lago Grindji para mi es el más chulo de todos, ya que está metido entre los arboles, dando la sensación de ser un lugar escondido. A diferencia de los demás, este si que podría ser el típico lago encantado de cuento, donde las leyendas esconden historias de espadas y doncellas... no se si habrá alguna leyenda sobre el lago, el caso es que a nosotros si que nos dio tiempo a divagar bastante sobre ello, puesto que cuando estábamos llegando, se puso a llover con tanta fuerza que tuvimos miedo de que el Goretex que llevábamos se quedase escaso, así que buscamos refugio bajo unas peñas que había junto al lago. Debió llover con mucha intensidad durante más de una hora, por lo que aprovechamos también para comer junto al lago. Las piedras no nos protegían del todo, pero nos daba respeto seguir caminado con el tiempo así, afortunadamente cuando empezábamos a pensar que nunca pararía, dejó de llover, momento que aprovechamos para avanzar hasta el quinto lago, regresando ya hacía Sunnega por si el tiempo volvía a ponerse en nuestra contra y teníamos que acelerar nuestro retorno a Zermatt.

Imagen
Grindjisee, Lago Grindji.

Ya no volvió a llover, en cambio el resto de nuestra ruta nos acompañó una niebla mucho más densa, impidiendo que pudiésemos disfrutar del impresionante paisaje por el que, sin duda, caminábamos, tanto es así que cuando llegamos al Lago Stelli, el quinto y último lago que visitaríamos ese día, apenas pudimos distinguir una orilla desde la otra, una lástima porque seguro que este lago, en un día claro, debe ser espectacular. Está situado en un alto, a 2.537 metros de altura, sobre el que se debe ver todo el Valle de Zermatt, así como el Matterhorn, que en un día bueno, además, se reflejaría perfectamente en sus aguas.

Imagen
Stellise, Lago Stelli.

Para volver a Zermatt, omitimos volver a Sunnegga, descendiendo directamente desde Blauherd , una estación de teleférico a mitad de camino entre Sunnegga y el mirador del Rothorn (3.103 m.), hasta Tufteren, donde volvimos a coger el camino por el que habíamos subido horas atrás.

Buena prueba de que el clima en la montaña es impredecible, es que pese al día que habíamos tenido, el retorno a Zermatt lo hicimos bajo el Sol. El descenso, ya sin niebla, nos dejo bonitas imágenes, y más teniendo en cuenta que este era nuestro último día en Zermatt, por lo que bajamos haciendo un pequeño resumen de estos cuatro días, en los que aunque el tiempo nos impidió adentrarnos un poco más en la alta montaña, creo que los aprovechamos bien, llevándonos en nuestros recuerdos la esencia del pueblo y del valle.

Imagen
Zermatt.

El día siguiente estaríamos en Interlaken, bajo el Jungfrau, y junto a una de las montañas más conocidas de los Alpes, el Monte Eiger.

Este es el track de la ruta en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3339189 (Aprox. 26 km.).

_____

Gastos a tener en cuenta:
- Tasas Zermatt: 2,10 CHF persona/noche.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... rmatt.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 1:53 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
INTERLAKEN / HARDER KULM

Cuando meses atrás, planificamos nuestro viaje a los Alpes, dejamos los dos últimos días del viaje un poco en aire, a expensas de, sobre la marcha e "in situ", buscar el mejor plan posible... Creo que no nos equivocamos, ya que mientras en España teníamos alguna duda sobre si seguir explorando montañas o, en cambio, darle un giro más cultural al viaje, visitando ciudades como Lausanne o Ginebra, una vez allí no hubo ninguna duda ¡teníamos que aprovechar nuestro viaje alpino al máximo! ¡Ya tendríamos tiempo de volver a Suiza en un plan distinto! Entre las distintas opciones que habíamos barajado desde España, había una que destacaba por encima de todas las demás: El Jungfraubahn, el tren cremallera que sube hasta la estación de Jungfraujoch, la estación de ferrocarril más alta de Europa, 3.454 metros sobre el nivel del mar. Nos echaba un poco para atrás el precio: casi 200CHF (unos 160€) por persona, pero aprovechando una oferta en la que la empresa felicitaba a la selección española de fútbol, recientemente campeona de Europa, con un 50% de descuento a todos los españoles decidimos hacer un último esfuerzo y subir a uno de los lugares más impresionantes de los Alpes. ¡No nos arrepentimos!

Para subir al Jungfrau, nos desplazamos hasta Interlaken, "Entre lagos" en la lengua de Cervantes, donde pasamos dos noches en el hostal Funny Farm (así describí, en Tripadvisor, nuestra estancia). Zermatt e Interlaken no están demasiado lejos, creo recordar que en poco más de una hora habíamos cubierto el viaje, con cuatro trasbordos incluidos (en Brig, en Visp, en Lötschberg y en Spiez), por supuesto, como en todo nuestro recorrido por Suiza, en tren.

Imagen
Interlaken (Suiza).

Interlaken es una pequeña ciudad, situada entre los lagos Thun y Brienz, en el centro de Suiza. El río Aar, canalizado, atraviesa la ciudad, uniendo ambos lagos. Tanto la construcción como el ambiente es muy diferente a lo que vimos en Chamonix o en Zermatt. Interlaken está enfocada al turismo, pero no tanto al turismo de montaña, sino a un turismo más "señoritingo", viendo los lagos me imagino que sea un sitio de vacaciones muy frecuentado por los suizos. Respecto a los edificios, la mayoría son casas pequeñas, sin superar las dos alturas, totalmente engalanadas con banderas del país: Suiza, del cantón: Berna, y con los escudos del distrito de Interlaken y, como suele ser habitual en Suiza, todos los balcones exhiben numerosas y floridas flores. Los únicos edificios que rompen un poco el paisaje son los hoteles ¡vaya hoteles! Creo que en pocos lugares del mundo he visto tantos hoteles de lujo juntos!

Imagen
Interlaken (Suiza).

El color que predomina, aparte del rojo y del amarillo de las banderas, es el verde. El paisaje es muy diferente a lo que habíamos visto hasta ahora en los Alpes, aunque desde Interlaken se ve perfectamente la cadena del Jungfrau (4.518 m.), las montañas que rodean tanto el valle como los lagos apenas superan los 2.000 metros, totalmente cubiertas por frondosos bosques.

Imagen
Interlaken (Suiza).

En la cima de una de estas montañas se encuentra Harder Kulm, una plataforma que hace de mirador sobre la ciudad, los lagos y la cadena del Jungfrau. Como todo lo relativo al check in lo hicimos por la mañana aprovechamos la tarde para hacer un trekking hasta allá arriba.

La subida es bastante fuerte al principio, ganando mucha altura a través de un arreglado camino entre los arboles. A diferencia de rutas anteriores, esta es un poco más "urbana", ya que cada poco cuenta con bancos en los que poder relajarse un poco, y con pequeños miradores desde donde ver el pueblo de Interlaken, cada vez más abajo, y disfrutar de las vistas a la cadena del Jungfrau. Una vez que se sube ese primer tramo duro, la subida es más sostenida, aunque siempre picando fuerte hacía arriba. Como el camino transcurre metido entre la vegetación, apenas vamos viendo más paisaje que el bosque por el que subimos, aunque todo eso cambia al llegar a la cima. En poco más de cuatro kilómetros nos habíamos elevado prácticamente mil metros, por lo que las vistas desde allí arriba son espectaculares. Para más inri, hay una plataforma sobre el vacío, desde allí nada te molesta para poder disfrutar en todo su esplendor del paisaje que nos brinda el valle, con los dos lagos, de agua celeste, abajo, y el macizo del Jungfrau, blanco, nevado... justo enfrente.

Imagen

Imagen
Harder Kulm

Puesto que la ruta hasta el mirador de Harder Kulm es una pasada, pero quizá algo corta, decidimos bajar por otro camino, rodeando más hacía la izquierda, evitando así el desnivel tan pronunciado, ya que por este otro lado, en dirección a Ringgenberg al hacer más kilómetros, el desnivel no es tan brusco. La bajada por este lado, es estéticamente muy parecida a la subida, siempre rodeados de arboles, salvo en pequeños claros en los que nos quedábamos impresionados con el verde de los Alpes, por momentos me recordaba a mis caminatas por Asturias o Cantabria.

Ringgenberg es un pequeño pueblo de chalecitos, ubicado junto al lago Brienz. Allí visitamos las ruinas de una pequeña fortaleza, edificada junto a la iglesia y el lago, donde, tras la intensa caminata, nos relajamos un poco, sentados en la torre, con bonitas vistas hacía el lago.

Imagen
Castillo de Ringgenberg

Acto seguido, volvimos al hotel, donde cenamos tranquilamente en nuestra terraza, con la mirada fija en el Jungfrau... el día siguiente, ¡estaríamos allí arriba!

Este es el track de la ruta en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3338022 (Aprox. 16 km.).

________

Gastos a tener en cuenta:
- Tren Brig/Visp - Lötschberg - Spiez - Interlaken: 76 CHF

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... -kulm.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 2:01 pm 
Autovía de Arbás
Autovía de Arbás
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Dic 20, 2010 11:37 pm
Mensajes: 109
Ubicación: El Bierzo

Desconectado
JUNGFRAUJOCH, "TOP OF EUROPE"

Miércoles 8 de Agosto. Llevábamos 10 días por los Alpes disfrutando de parajes increíbles y este, nuestro último día, no iba a ser menos. Aunque el día anterior el clima no estuvo del todo bien, haciendo caso a las predicciones metereológicas nos arriesgamos y compramos los billetes para el Jungfraubahn, el ferrocarril de montaña que sube, atravesando el corazón del Monte Eiger, a la estación de tren más alta de Europa, a 3.454 metros de altura. Una vez arriba, en Jungfraujoch: "el techo de Europa", obtendríamos unas vistas asombrosas de los montes Jungfrau, Mönch y Eiger, así como del glaciar más extenso, largo y profundo de los Alpes: El glaciar Aletsch, todo ello declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Imagen
Jungfraubahn.

El día amaneció perfecto, así que pese al madrugón para coger el tren, estábamos contentos. Veríamos uno de los lugares mas asombrosos de los Alpes en un día espectacular para poder disfrutarlo al máximo.

El primer tren lo cogimos en la estación de Interlaken Ost. El Jungfraubahn es una de las mayores atracciones turísticas a nivel mundial. Pese a que madrugamos, la estación estaba a tope de gente, y en el tren fuimos como sardinas enlatadas, esto quizá es algo criticable, ya que el tren vale la nada despreciable cantidad de 150€ ¡Qué menos que por ese precio las plazas vayan numeradas! o, al menos, los vagones no tan sobrecargados... es una pena, porque el trayecto del tren a través del valle de Lauterbrunnen, de haber podido mirar por las ventanas del tren en lugar de mirar la coronilla del pasajero que iba junto a mi, hubiese sido un trayecto para disfrutar.

Imagen
Kleine Scheidegg.

Este primer tren llega hasta Kleine Scheidegg, a las faldas de Mönch y Eiger. Con la atención totalmente puesta en subir a la cima apenas paramos más que para hacer el trasbordo, menos mal que luego bajamos con tiempo, ya que Kleine Scheidegg es un lugar por el que merece la pena dar una vuelta.

Desde aquí el paisaje cambia por completo, mientras antes el tren circulaba entre los valles, ahora se adentra totalmente en la montaña. En los 7 kilómetros que hay entre Kleine Scheidegg (2.061 m) y Jungfraujoch (3.454 m), solo el primer tramo es al aire libre, una vez pasada la estación de Eigerletscher (2.320 m) el tren recorre el interior del Monte Eiger a través de un túnel escavado en la roca. En este tramo nuestro único contacto con el exterior es la proyección de un vídeo en las pantallas del tren, donde nos muestran el récord de ascensión de la cara norte del Eiger, en poder del suizo Ueli Steck, que escaló una de las vías más complicadas del mundo en 2h 47'. Este tipo de hazañas te hacen replantearte donde está realmente el límite, hay personas que consiguen retos realmente increíbles!.

Imagen
Glaciar Aletsch, visto desde Sphinx-Jungfraujoch (3.571 m.)

Una vez arriba, en el "Top of Europe" a 3.454 metros, lo primero que llama la atención es la vista hacía el Glaciar Alestsch, inmenso, interminable... kilómetros y kilómetros de hielo, su visión se pierde en el horizonte sin atisbar su final... ¡Impresionante! Una vez realizada una panorámica del exterior, donde junto al glaciar Alestsch destacan el Jungfrau (4.158 m.) y el Mönch (4.107 m.), comienza uno a fijarse en el interior. Jungfraujosch es una gran galería comercial, llena de stands de grandes marcas suizas: Tissot, Lindt, Victorinox, etc... souvenirs del Jungfraujoch y del Jungfraubahn, y varios restaurantes, incluidos algunos temáticos como un hindú, en otras palabras, una fabrica de generar dinero a 4.000 metros de altura.

Imagen
Mönch (4.107 m.), visto desde Sphinx-Jungfraujoch (3.571 m.)

Imagen
Jungfrau (4.158 m.), visto desde Sphinx-Jungfraujoch (3.571 m.)

En esa planta tampoco perdimos mucho tiempo, el justo para adaptarnos sin problemas a la altitud. Acto seguido cogimos un ascensor que nos subiría 117 metros más, hasta el centro de investigación y terraza panorámica de Sphinx, el edificio construido a mayor altitud en el continente europeo a 3.571 metros sobre el nivel del mar. En esta terraza, donde la temperatura descendió hasta 1ºC de temperatura, gozamos de unas perfectas vistas del valle de Lauterbrunnen, con Interlaken al fondo, así como de los mencionados glacias Aletsch, y los Montes Jungfrau y Mönch, entre otros... probablemente casi todos por encima de los 4.000 metros.

Imagen
Esculturas en el Palacio de Hielo, Jungfraujoch.

Tras deleitarnos con todo lo que estábamos viendo, volvimos al interior de la montaña, donde recorrimos lo que han denominado como "Alpine Sensation", una sucesión de estancias en las que visitamos una sala de proyecciones, donde intentan que consigas las sensaciones que tendrías al estar en el interior de un glaciar; una especie de museo donde a través de imágenes antiguas recrean la construcción de la estación, del túnel y la linea de ferrocarril que sube hasta aquí; otra sala con la evolución del turismo en la zona del Jungfrau, etc... además de un palacio de hielo, donde tienen diversas e interesantes esculturas de hielo.

Imagen
Observatorio Sphinx y estación de Jungfraujoch.

Tras esta visita "cultural" por el interior de la montaña, volvimos a salir al exterior, en esta ocasión a la "Glacier Plateau", un espacio acotado sobre el hielo de la montaña, justo bajo el Jungfrau, pese a estar acordonado la sensación era muy diferente a la que teníamos en la terraza, aquí estábamos directamente sobre la montaña, nuestros pies pisaban el hielo, y unos metros más allá del cordón intuíamos el vacío, cientos de metros de caída, realmente acojonaba un poco estar en aquel lugar! En momentos, nos sentimos alpinistas, con el riesgo que conlleva el caminar sobre la montaña!

Imagen
Chiringuito sobre el glaciar Aletsch, Jungfraujoch.

Imagen
Sobre el Glaciar Aletsch.

Tras estar bajo el Jungfrau, cruzamos de nuevo la montaña para volver a salir al exterior, en esta ocasión hacía el lado contrario, junto al Mönch. En esta parte del glaciar hay un sorprendente parque de atracciones, con cierto aire ibicenco, música chill-out y varias hamacas y puffs sobre la nieve, donde disfrutar de un buen gofre de chocolate caliente o una buena ginebra de importación. Junto al "chiringuinto" hay una tirolina que partiendo de la montaña, cruza por el aire cientos de metros sobre el glaciar, y una pequeña pista de esquí donde había tanto gente con esquís o tablas, como niños (y no tan niños) descendiendo con flotadores. Nosotros dejamos atrás todo esto y nos hicimos una ruta sobre el glaciar, hasta el refugio Mönchsjochhütte, punto de partida para muchos escaladores que quieren hacer cima tanto en el Mönch como en el Eiger.

Imagen
Glaciar Aletsch.

Imagen
Caminando por el glaciar, de fondo Sphinx (3.571 m.) y Jungfrau (4.158 m.)

El trekking sobre el glaciar fue algo realmente impresionante, no siempre se tiene la ocasión de caminar a casi 4.000 metros de altura, y aunque el trayecto entre Jungfraujoch y Mönchjochhütte dura apenas 2 kilómetros, es lo suficiente para considerarlo como una de las mejores experiencias de mi vida, no creo que nunca vuelva a tener la oportunidad de caminar en un enclave como este, sobre uno de los glaciares más extensos del mundo, y bajo montañas tan míticas de los Alpes como Jungfrau, Mönch y Eiger, todo ello patrimonio de la humanidad.

Imagen
Cabaña Mönchsjochhütte (3.658 m.).

El trekking, tanto en la ida como en la vuelta fue un disfrute continuo, pese a que debido a la altitud nos cansábamos rápidamente, cada paso merecía la pena, según fuimos avanzando, vimos como la estación de Jungfraujoch quedaba cada vez más lejos, cada vez más pequeña, cada vez más insignificante en comparación con las moles que la rodean. Al pasar bajo el Mönch pudimos ver como había gente en la cima, buf! No puedo describir lo que sentiría si alguna vez pudiese estar en su lugar...

Imagen
Eigerjoch, de fondo a la derecha, la cara sur del Eiger (3.970 m.).

Una vez en la cabaña, y tras batir nuestro récord de altitud caminando (por medios mecánicos, ya habíamos estado a 3.848 m. en Aiguille du Midi, Chamonix), nos deleitamos con las impresionantes vistas que había desde allí, tanto de la zona que ya conocíamos: Jungfrau-Aletsch, como del nuevo valle que se abría ante nuestros ojos: Eigerjoch, con la cima sur del Eiger al fondo. Allí, en aquel refugio, colgado de la montaña, rodeados de auténticos alpinistas, dejamos de sentirnos meros domingueros, por un momento estábamos junto a la élite del alpinismo, a 4.000 metros de altura ¡Qué grata experiencia!! En el tiempo que estuvimos en el refugio, disfrutando del entorno, vimos como llegaron varias expediciones de alpinistas que vendrían de coronar la cara sur del Eiger, o cualquiera de los grandes picos que nos rodeaban, ¡Cómo los envidio!

Registramos el track de la ruta en Wikiloc, este es: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3338033.

Volvimos a la estación de Junfraujoch disfrutando cada paso que dábamos, volvimos a subir a la terraza panorámica y volvimos a llenar las tarjetas de nuestras cámaras con fotos y vídeos... tardaremos tiempo en estar en un lugar así!

Imagen
Eigergletscher (2.320 metros).

La visita al Junfraujoch nos había llevado toda la mañana y parte de la tarde, estábamos hambrientos, por lo que cuando cogimos el tren para bajar paramos en la primera estación que pudimos: Eigergletscher. Allí comimos en unos bancos sobre el barranco, con vistas sobre todo el valle de Grindelwald, pocas comidas en mi vida me han sentado tan bien como aquella ¡Ningún "tres estrellas Michelín" podrá nunca ofrecerme nada igual!

Imagen

Imagen
Lago artificial junto a Eigergletscher, de fondo, la cara norte del Eiger (3.970 metros).


Desde Eigergletscher teníamos la opción de bajar hasta Grindelwald, realizando la ruta "Eiger trail", según dicen una de las más espectaculares de Suiza, al pie de la imponente cara norte del Eiger, pero entre que íbamos un poco justos de tiempo y que, porque no decirlo también, nuestras piernas a esas alturas llevaban ya unos 200 kilómetros y decenas de miles de metros de desnivel acumulado y no estaban ya para muchos trotes, nos decantamos por algo más sencillito: el "Jungfrau Eiger Walk", un camino a lo largo de impresionantes morrenas que en poco menos de una hora nos dejaría en la estación de Kleine Scheidegg, donde cogeríamos el tren que nos llevaría a Grindelwald.

Imagen
Tras nosotros, la cara norte del Eiger (3.970 metros).

Habíamos calculado el tiempo para llegar justo a la salida del tren, pero por suerte para nosotros nos confundimos al mirar los horarios y el tren salió de la estación justo cuando nosotros llegábamos, eso nos dio tiempo a dar una vuelta por Kleine Scheidegg, quizá el mejor mirador sobre el Monte Eiger. Cuentan que muchos suizos, vienen con sus prismáticos a alguna de las terrazas que enfocan hacía la cara norte y observan como los escaladores suben una de las vías más complicadas del planeta, aunque intentamos fijarnos no conseguimos ver a nadie escalando por allí, pocas personas estarán capacitadas para hacerlo, hace no mucho leí una lista en la que se colocaba al Eiger como la 9ª montaña más complicada del mundo, por encima de otras más conocidas como, por ejemplo, el Monte Everest.

Imagen
Grindelwald.

En Kleine Scheidegg cogimos el último tren, por lo que en Grindelwald apenas tuvimos tiempo para tomar una merecida cerveza, con la mirada fija en el Eiger, "el ogro" traduciendo al castellano, viendo la cara norte no me extraña que lo llamarán así; y dar un pequeño paseo por sus calles, estuvimos poco tiempo allí, pero me dio la sensación de ser un pueblo en el que todo tiene que ver con la montaña, los alpinistas se alojaran aquí y no en Interlaken como nosotros....

Imagen
En tren, hacía Interlaken.

Nos despedimos de Grindelwald y de la cadena del Jungfrau y emprendimos nuestro viaje de regreso a Interlaken, en silencio, pensando en que este había sido nuestro último día en los Alpes, el día siguiente cogeríamos otra vez el avión que, desde Ginebra, nos devolvería ne nuevo a España...

_____

Gastos a tener en cuenta:
- Jungfraubahn: 95,10CHF *Descuento del 50% por ser campeones de Europa.

+ info: http://aventurasdeundominguero.blogspot ... urope.html

_________________
Dominguero... aventurero...
http://aventurasdeundominguero.blogspot.com/
Imagen


 Perfil WWW  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 7:39 pm 
Bajando El Cueto
Bajando El Cueto
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 09, 2006 2:24 pm
Mensajes: 3093
Ubicación: Galicia

Desconectado
Sencillamente, espectacular :shock: :shock: :shock: .

_________________
ImagenImagenImagen
Club Radical La Mona


 Perfil  
 
 Asunto: Re: [VIAJE] Trekking x los Alpes: Chamonix, Zermatt e Interlaken
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2012 8:31 pm 
Moderador
Moderador
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Dic 08, 2004 12:46 am
Mensajes: 12739
Ubicación: Leitariegos

Desconectado
Por cierto... jamás se me olvidará este sitio...

Imagen

Un tipo me rompió el esquí justo ahí... :roll: :roll: :roll: :roll:
Tiro un montón al suelo con tan mala suerte que el canto de uno se fue contra el mío y se cargo un trozo de una fijación... :roll:

Justo donde esta el tipo de Azul haciendo una foto :?.
Creo no equivocarme. ¿Justo esa plataforma llega un teleférico verdad McRobi! ...? Y si no recuerdo mal hay una pista negra (la única) que baja de ahí (en invierno obviamente)...

Y hay un restaurante panorámico con vistas al Mont Blanc.


Saludos.

_________________
Club Radical La Mona
Socio nº 5 - WEBMASTER

Imagen


 Perfil WWW  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 21 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  

Copyright © 2020 Leitariegos.net Todos los derechos reservados | Mapa web | RSSNoticias RSS | eXtensible Hypertext Markup Language - XHTML 1.1 | Cascading Style Sheets - CSS 2.1 | WAI-AA | Valid RSS 2.0